Amstrad, Commodore, Spectrum: aquellos ordenadores que nos cautivaron

abril 02, 2014/POSTED BY /0 Comments

Amstrad, Commodore, Spectrum: aquellos ordenadores que nos cautivaron

Los ordenadores de 8 bits marcaron una época. Treinta años después, recordamos su impacto en la sociedad

Amstrad CPC

Amstrad, Commodore, Spectrum: aquellos ordenadores que nos cautivaron

Treinta años es toda una vida, pero treinta años desde el punto de vista tecnológico tal como se ha avanzado en los últimos tiempos es aún una brecha más grande. Si observáramos la evolución de la informática de consumo hasta la actualidad podríamos ver que muchas cosas han cambiado. Desde el precio, la calidad gráfica, pas prestaciones hasta el tamaño de los aparatos.

Uno de los ordenadores que marcó la época de los procesadores de 8 bits fue el Amstrad CPC, que acaba de cumplir treinta años desde que se lanzó. Las siglas CPC se referían un ordenador personal en color (Color Personal Computer, en inglés), que por entonces era todo un lujo y un avance.

La compañía británica vendió unas 3 millones de unidades. Parte de la culpa de su tremendo éxito fue que incorporaba una pantalla -sus rivales obligaban a conectarse directamente a un televisor-. Se promovió como una mejora de otras máquinas que habían salido dos años antes como ZX Spectrum y Commodore 64 al considerarse como «un sistema completo». Ese monitor propio tenía dos versiones, una en el mítico verde fósforo y otra en color.

Su interior contaba con un procesador Zilog Z80 a una velocidad de reloj de 4 MHz -un teléfono inteligente de última generación la frecuencia puede estar sobre los 2,3 Ghz y el Mac Pro está sobre los 3,7 GHz- y una memoria RAM de 64 Kb-. Contaba con una unidad de cinta para guardar contenidos e instalar juegos, este último aspecto una de sus diferenciaciones. Algunos de los de mayor trascendencia fueron «Spinddizy», «Get Dexter», «Barbarian», «Batman» o «Camelot Warriors».

La potencia superior a la competencia y unos gráficos por encima de lo que se trabajaba por entonces (27 colores frente a los 8 del Spectrum) le valió para romper el mercado.

Commodore 64

Amstrad, Commodore, Spectrum: aquellos ordenadores que nos cautivaron

Dos años antes, en 1982, nació uno de los ordenadores domésticos que sus propietarios guardan con mayor cariño. Pensado para videojuegos y contenidos multimedia, el Commodore 64 contaba con un procesador que discurría a una frecuencia de 1 Mhz y 64 Kb de memoria RAM.

Tenía una calidad gráfica y un sonido por encima de sus rivales. De hecho, permitía hasta 16 colores y había provisto de un sistema de audio que superaba a su competidor, el ZX Spectrum, que costaba unas 24.000 pesetas (140 euros actuales).

El Commodore 64, que utilizaba un lenguaje de programación Basic, se vendía por 66.000 pesetas (395 euros). Entre sus juegos más recordados están «The Last Ninja», «Fist II» o «Commando». En España no tuvo gran acogida, pero a nivel mundial se vendió casi 17 millones de unidades.

ZX Spectrum

Amstrad, Commodore, Spectrum: aquellos ordenadores que nos cautivaron

Este ordenador gozó de gran popularidad en España. Se empezó a vender en 1982. Contenía un microprocesador Zilog Z80 A de 8 bits a una velocidad de 3,5 MHz. Se comercializaba en dos versiones, una con 16 Kb de memoria RAM y otra de 48 Kb. También, como sus competidores, utilizaba una unidad de cinta como almacenamiento.

Las prestaciones y características de esta máquina, capaz de ofrecer 256 x 192 píxeles, consiguió que a miles de usuarios les entrara el gusanillo de la programación y la informática. Una de sus principales características fue el célebre teclado de caucho.


CENTRAL/DELEGACION 1

SUCURSAL VALENCIA

Dirección: C/ Jacinto Benavente, 17

Teléfono: (+34) 640 57 39 35

Teléfono: (+34) 640 57 39 35

Email: info@gruporedesvalencia.com

Skype: redesvalencia

GRUPO REDES TERUEL

Dirección: C/ Tarazona de Aragon, 7

Teléfono: (+34) 640 57 39 35

Teléfono: (+34) 640 57 39 35

Email: info@gruporedesvalencia.com

Formulario Contacto

Nombre (obligatorio)

Email (obligatorio)


Asunto

Mensaje (obligatorio)